Cómo abrir una botella de vino sin abridor

¿Alguna vez te has preguntado cómo abrir una botella de vino sin abridor? De vez en cuando nos encontramos en una necesidad pero no tenemos las herramientas adecuadas para la tarea. Sin embargo, con un poco de ingenio y un par de trucos bien conocidos todavía podemos salvar la situación. 

Por lo general, las botellas de vino vienen selladas con un corcho fabricado de la corteza del alcornoque, o su versión más moderna, de una resina sintética que se ve bastante similar. Ambos son lo suficientemente blandos como para perforarlos y extraerlos con utensilios distintos y ahora te diremos cómo.

Cómo abrir una botella de vino con un zapato

Para esta técnica necesitaremos de un calzado cualquiera. El truco consiste en depositar la base de la botella dentro del zapato, en la zona del talón. Una vez que esté acomodado, daremos golpes sobre una superficie rígida, como ser una pared.

La carga del golpe se transfiere al líquido, que a su vez empuja el corcho. El zapato ayuda a evitar la rotura del vidrio, por la suavidad del interior, pero aún así es posible romper la botella si no se tiene cuidado. Se recomienda dar golpes menos fuertes al principio, aunque se tome más tiempo.

Cómo abrir una botella de vino con un tornillo

Este es el caso más intuitivo, rápido y sencillo si tenemos el tornillo de gancho en nuestra caja de herramientas. La técnica consiste en atornillar en el corcho y luego tirar de él, tal y como haríamos con un sacacorchos convencional.

Quizá necesites de alguna otra herramienta para levantar el tornillo. Un destornillador cruzado en el gancho serviría bien, pero puede ser cualquier cosa.

Cómo abrir una botella de vino con el dedo

Este truco es el más sencillo de todos, porque no requiere de herramientas ni movimientos precisos. Consiste en empujar el corcho hacia adentro con un dedo (sí, se puede), aunque si tienes dedos frágiles podrías usar el mango de una cuchara o algo similar.

De esta manera se puede abrir la botella muy fácil y rápido, aunque hay que tener cuidado de no romper el cuello por ser bruscos. Nada más hay que aplicar una ligera presión mientras el corcho va descendiendo.

También podríamos valernos de utensilios como cuchillos para quitar los corchos. Por ejemplo, un cuchillo de cocina con dientes podría insertarse dentro del corcho, y luego hacerlo girar mientras se levanta de a poco hasta quitarlo.

También puede simplemente perforarse el corcho con un picahielos o un punzón. Es incómodo servirlo si el orificio es estrecho, pero al menos podrá quitarse el contenido. De la misma manera es fácil encontrar otros utensilios y ver cómo abrir una botella de vino sin abridor.

Esperamos que hayas disfrutado de la guía y que la información te sea útil en algún momento. No olvides compartir con tus amigos en las redes sociales y ver otras guías para abrir cosas que también hemos hecho. 

¿Qué tan útil fue esta publicación?

¡Haz click en una estrella para puntuarla!

Puntuación media / 5. Recuento de votos:

Como has encontrado útil esta publicación ...

¡Síguenos en las redes sociales!

Lamentamos que esta publicación no haya sido útil para usted!

¡Mejoremos este post!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.